Radiografías dentales

radiografia dental

La radiografía dental es una técnica de diagnóstico fundamental para los odontólogos ya que permite una detección rápida y eficaz de los posibles problemas que el paciente pueda tener en la boca, evitando así retrasos innecesarios en la diagnosis o tratamientos erróneos por un diagnóstico equivocado.

Pero no todas las radiografías dentales son iguales ni sirven para lo mismo, por lo que hay diversos tipos en función de que el dentista quiera evaluar una zona u otra.

Tipos de radiografía dental

      1. Radiografía dental interproximal: Es la radiografía más utilizada por los odontólogos ya que se utiliza para las zonas de unión entre los dientes, generalmente para la zona entre los premolares y los molares, de difícil acceso visual. Con esta radiografía el odontólogo puede determinar si existen caries en estas zonas o no, y los expertos consideran que debería de tomarse con periodicidad de un año para facilitar así la detección temprana de las caries.
      2. Radiografía dental periapical: Esta radiografía es más concreta de una zona determinada de la boca para poder evaluar el estado de dos o tres dientes. Es una radiografía que se toma hasta la raíz y el odontólogo consigue hacerse una idea efectiva y certera de la situación global del diente.
      3. Ortopantomografia: Como su propio nombre indica se trata de una radiografía general de la boca del paciente para tener una idea de conjunto del estado global de la mandíbula y de los dientes, detectando posibles estructuras ocultas, como por ejemplo, muelas de juicio a medio salir.
      4. Radiografía dental Lateral: Es una radiografía menos utilizada cuya función es evaluar la relación entre las mandíbulas y el cráneo, al igual que las posibles desviaciones de la mordida.

En definitiva, el dentista tiene ante sí toda una variedad de radiografías dentales que puede ir utilizando en función de las necesidades que le vayan surgiendo o para el diagnóstico que necesite hacer en un momento determinado.