¿Cómo hacemos para cepillar los dientes de manera correcta?

cepillado
El cepillado dental es la parte más importante de nuestra higiene bucal, por lo que es de gran importancia hacerlo de forma correcta. Para que el cepillado cumpla su objetivo es vital que se realice de forma mecánica después de cada comida y antes de acostarse, ya que la placa se forma de manera continua, y solo eliminándola reiteradamente logrará frenarse su efecto nocivo.

El cepillo que utilicemos debe ser nuevo, sin tener las puntas de las cerdas dobladas, procure que sea de cerdas suaves ya que al contrario de lo que algunas personas suelen pensar los cepillos muy duros pueden ser perjudiciales ya que pueden rayar el esmalte o provocar lesiones en las encías. Cualquier pasta de dientes que contenga flúor es adecuada a no ser que el dentista le haya recetado alguna en especial.

Para cepillar la parte externa de los dientes es recomendable inclinarlo unos 45º y realizar movimientos vibratorios y circulares. Los desplazamientos deben ser pequeños, de modo que se limpie con profundidad cada parte del diente. Trata de no presionar demasiado el cepillo contra la encía ya que podría terminar dañándola y provocar una recesión en ella, es decir, la encía se recoge exponiendo la raíz del diente. En cambio, para las superficies internas de los dientes lo recomendable es coger el cepillo de forma vertical y realizar los movimientos de arriba hacia abajo. No olvidemos pasarlo también por la lengua, algunos cepillos tienen una parte especial para esto y si no con un poco de cuidado se pueden utilizar las mismas cerdas. Un cepillado adecuado debe durar alrededor de 3 minutos. Con un buen cepillado conseguiremos una correcta higiene dental y por lo tanto evitaremos las caries y otros problemas derivados.