Cuida tu boca durante la Cuarentena

Mejor es la prevención.

En nuestra boca viven millones de bacterias y cada día que pasa sin que nos cepillemos los dientes ahí se mudan millones de nuevas bacterias. En estas semanas de confinamiento cobra especial importancia la prevención. Es importante cuidar la higiene bucal durante la cuarentena

Aquí te dejamos cinco recomendaciones para no tener que visitar al dentista de urgencias durante esta cuarentena:

1. Lo que comes es igual de importante que el cepillado para prevenir la caries

La dieta tiene un peso igual de importante que el propio cepillado de los dientes en la prevención de la caries. La frecuencia de exposición al azúcar es clave para el desarrollo de caries. Recomendamos tener cuidado con los alimentos aparentemente inocentes pero que tienen azúcar escondido, como los zumos de fruta, los cereales o algunas comidas pre cocinadas. Algunos niños se quedan dormidos con el biberón en la boca o no se cepillan los dientes después de beber leche y eso también contribuye a la formación de caries.

Los ácidos son el otro enemigo. Si has bebido una bebida acídica, como un zumo o un te de frutas, es mejor beber un vaso de agua después para enjuagar la boca y diluir el ácido. Pero no es recomendable cepillarse los dientes durante la hora después de tomar una bebida acídica, porque el ácido suaviza el esmalte dental y con el cepillado puedes dañar esa capa dental protectora.

2. Cuándo comer, tan importante como qué se come

Si no has comido o bebido durante un tiempo y te has cepillado adecuadamente, tu boca está esencialmente «en reposo» y tus dientes a salvo.  Así que procura no picotear entre horas y si lo haces no olvides cepillarte los dientes.

3. Cómo cepillarse bien los dientes

Como te contamos en otros post, siempre te recomendamos tener un método: empezar en una esquina de la boca e ir cepillado lentamente y uno por uno cada diente, hasta llegar a la otra esquina. Cepillarlos durante dos minutos, después de cada comida.

4. Si tienes mal aliento come verduras

Para deshacerte de ese mal olor primero necesitas beber agua, que lavará los compuestos sulfúricos que se generan en la cavidad oral y que causan el mal aliento o halitosis. Después puedes consumir vegetales fibrosos con un alto contenido de agua, como el pepino, el apio o la zanahoria. Su contenido en agua limpia la boca y al masticarlos, su textura fibrosa hace que generes más saliva. Estos vegetales son como una combinación de una pasta dental y un enjuague bucal naturales, provistos por la madre naturaleza. Y además saben bien y son baratos.