El sabor amargo en la boca puede ser síntoma de caries

El dolor suele ser la principal causa de que se acuda al dentista pero otros síntomas pueden advertir de que la salud podría estar comprometida, como tener un sabor amargo en la boca, cuando no se ha comido ningún alimento que provoque esta característica.

La aparición de este sabor desagradable, de forma puntual o permanente, puede estar avisando de patologías digestivas, hepáticas y bucodentales, entre otras, por lo que considera muy importante consultar con el dentista si se empieza a presentar este síntoma para que pueda descartar enfermedades bucodentales y/o recomendar acudir al médico.

En el caso de la salud bucodental, el sabor amargo en la boca puede estar indicando la presencia de una caries o de inflamación en las encías. Numerosas bacterias viven en la cavidad bucal y una limpieza diaria deficiente puede derivar en su excesiva acumulación en dientes y encías. Además, si ya se padece una enfermedad periodontal, como gingivitis y periodontitis, las encías pueden sangrar, lo que genera sabor amargo y mal aliento.

Fte: ABC